Día 12 – Attack

30 Seconds To Mars – Attack

Run away, run away
I’ll Attack
Run away, run away
Go change yourself
Run away, run away
I’ll Attack, I’ll Attack

30 Seconds To Mars se estrena en este blog con una canción que, sencillamente, es épica. En todos los aspectos. Era uno de los grupos que tenía ganas de que apareciera en el blog, y aqui está. Próximamente se estrenará algún que otro grupo nuevo.

Se me da bien poner excusas, llamemoslo así. Debido a esos “problemas técnicos” que ya os mencioné el otro día no hay manera de escribir entradas diariamente. Estoy en el pueblo con un ordenador y un internet que no andan precisamente sobrados, por lo que apenas he podido acceder siquiera a ver el blog durante esta semana. Mañana vuelvo a mi casa, por lo que os prometo que volveré a escribir diariamente.

En lo que respecta al blog, hoy toca hablar de cambios. Hablo de cambios debido a un comentario que me hizo hace unos días un amigo en Twitter. Muchas veces no somos conscientes de como cambia nuestra vida. Sin embargo, si miramos hacia el pasado podemos ver como las cosas realmente han cambiado más de lo que aparentan.

En mi caso, toda mi vida cambió drásticamente hace unos 4 años. En aquel momento no fui consciente de todo lo que sucedería a raíz de lo que hice entonces, pero ahora soy plenamente consciente de que aquello fue decisivo y tomé la decisión correcta en el momento correcto. Hace 4 años cambié de instituto, entré en un equipo de fútbol y empecé a jugar a Pokémon competitivo, todo de golpe. Cambié mi forma de ser, ahora libre de todas las críticas y menosprecios que había recibido antes, pero siempre desconfiando de todo el mundo. 6 meses después, cuando le di un poco de confianza a alguien, me llevé la primera puñalada trapera. Eso fue lo que realmente hizo que todo lo que había hecho antes por cambiar tuviera el efecto deseado. Dejé de confiar en cualquiera. Siempre que alguien me tendía la mano, esperaba que al darsela aprovechara para tirarme. Me encerré en mi mundillo, con dos o tres amigos de confianza, harto del mundo que me rodeaba. Y asi he estado hasta hace unos 6 meses. En Noviembre, conocí a alguien de forma casual en twitter. Se llamaba Baru, y yo le conocía de mis inicios en Pokexperto. Poco a poco nos dimos cuenta de que teníamos muchas cosas en común y empezamos a ayudarnos y a animarnos mutuamente, dando lugar a una gran amistad. A raíz de esto conocí a Tula de una forma totalmente absurda: gracias a que a mi no me gustan los bollos. Gracias a Baru y Tula se despertó una faceta totalmente desconocida de mí, se despertó ese Aagie que ahora escribe este blog. Sin embargo, sigo sin estar del todo satisfecho con mi forma de ser. Los cambios grandes ya han sucedido, ahora es hora de cambiar poco a poco hasta ser feliz conmigo mismo. Tiempo al tiempo.

En lo que respecta a mi día, ha demostrado mi teoría: No juzgues un día hasta que termine. Pese a que hoy he podido hacer una de las cosas que más me gusta hacer, jugar al fútbol, los chulos de siempre con los que me ha tocado jugar no han hecho más que darme disgustos. En la teoría, a mi no me importa lo que los demás piensen de mí. En la teoría es algo imposible para mí, y eso que me esfuerzo por conseguirlo. Sin embargo, pokémon es capaz de darme alegrías de vez en cuando. O, concretamente, toda la gente maravillosa que he conocido jugando. En ocasiones es mejor pensar en todas las grandes personas que has conocido en lugar de acordarte de todas aquellas a las que has acabado odiando por unos u otros motivos.

El tiempo pondrá a cada uno en su lugar.

Anuncios

Acerca de Aagie

Competitive Pokémon Player
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.